13.08.2011. ACTA ASAMBLEA POPULAR

13-08-2011. ACTA ASAMBLEA POPULAR COLLADO MEDIANO.

COMISIÓN DE COMUNICACIÓN:

-Se informa sobre la Reunión de Comisiones de Comunicación  de la Asamblea de los Pueblos  de Madrid (APM), del pasado 10 de agosto,  desde la que se llevan dos propuestas a nuestra Asamblea:

1.-Continuar y profundizar en la herramienta N-1. (Red Social utilizada por la APM).

Ante la dificultad de aprendizaje que conlleva el N-1, se decide darnos un tiempo  para ver si nos parece viable. Estrategia y Acción comenta la posibilidad de crear talleres para quienes quieran aprender la utilización de esta red.

2.-Uso de plantillas-tipo por parte de la Comisión de Comunicación de Collado Mediano, sin necesidad de consenso por la Asamblea (voto de confianza), como respuesta rápida de adhesión a comunicados  de la APM destinados a los medios de comunicación ante hechos puntuales que así lo requieran.

Se valora lo peligroso que esto puede resultar y surgen dudas sobre qué tipo de situaciones podrían requerir de una adhesión no consensuada entre tod@s. Se apunta la posibilidad de usar esta vía contando también con la lista de correo, para que no recaiga la decisión exclusivamente sobre el grupo de Comunicación, decidiendo finalmente darle una vuelta y esperar a tener algunas plantillas-tipo para volver a analizar la propuesta más adelante

– Información de  convocatorias y acciones llegadas al correo de Comunicación:

1.-Desde Moralzarzal se piden firmas contra la construcción de un campo de golf en la Dehesa.

Se aporta el texto y se recogen las firmas de todos los presentes.

2.-Tanto desde la Plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II, como desde la APM, se están llevando a cabo acciones para parar la privatización. Hay convocada una merienda-protesta para el próximo 25 de agosto, a las 19.30 h. en Santa Engracia 125. Cada quién debe llevar su comida.

Debatimos sobre la importancia de que una empresa pública que obtiene beneficios, funciona bien y destina fondos a iniciativas culturales, pase a manos privadas.

Víctor nos cuenta cómo funcionan los acuerdos entre el Canal y las localidades de la Comunidad de Madrid. Javier propone traer a un amigo que conoce bien el tema de la privatización para que nos informe en profundidad.

3.-  Se traslada la iniciativa «Occupy Wall Street», promovida por distintas asociaciones y movimientos de Estados Unidos que han decidido acampar frente a la Bolsa de Nueva York el 17 de septiembre. Es una acción global frente a todas las sedes de la Bolsa a nivel mundial y está apoyada por el movimiento 15M.

4.- Se recuerda la manifestación convocada para el próximo miércoles 17 de agosto, con motivo de la visita de Ratzinger .

Este tema ya se había consensuado en la asamblea anterior, por lo que hay personas que asistirán juntas y portarán la pancarta de la Asamblea Popular de Collado Mediano. La cita es en la estación de Collado Mediano, para coger el tren de las 17.45.

COMISIÓN DE POLÍTICA-LEGAL:

Nos informan que se ha dado entrada en el Ayuntamiento al escrito que solicitaba información sobre el gasto que supone la presencia de las JMJ en nuestro municipio. No ha habido respuesta.

No se ha hecho llegar el mismo escrito a la Comunidad de Madrid. Se recuerda la posibilidad de utilizar el registro como ventanilla única añadiendo en los escritos la fórmula “con copia” a la Comunidad.

Se propone volver al Ayto. esta semana e impulsar la respuesta, pero no se llega a determinar ni el quién ni el cómo hacerlo.

INFORMACIÓN SOBRE EL ENCUENTRO DE ASAMBLEAS “INTERSIERRAS” EN EL BERRUECO.

Asistieron13 Asambleas de Pueblos de la Sierra; Villalba, Torrelaguna, Pedrezuela, Lozoyuela, Navalafuente, El Berrueco, Buitrago, Valle de Lozoya, Manzanares el Real, Guadalix de la Sierra, La Cabrera, Bustarviejo, y cinco personas de la Asamblea de Collado Mediano.

Los compañeros nos informan sobre las nuevas propuestas de metodología en el trabajo asambleario, el “Indignómetro” y el flujorama.

Acordamos subir al blog la información que han elaborado.

La valoración del grupo que se desplazó al Berrueco es muy positiva, pues creen que con estas técnicas se facilita el debatir más en profundidad y de una forma más ágil.

Por la propia idiosincrasia de nuestra Asamblea, valoramos positivamente la utilización de estas y otras posibles técnicas de dinamización, pero siempre adaptadas a cuestiones concretas y dependiendo del fin que se persiga, no como fórmula habitual de trabajo. Podrían aplicarse, por ejemplo, en la jornada  sobre el voto.

Se acuerda estudiar diferentes dinámicas y presentarlas a la Asamblea. De esto se encargará Jorge.

CUESTIONES PENDIENTES:

-Octavillas :

Se lee el texto elaborado, se propone y consensua una corrección y se determina quién hará el trabajo de traducción al inglés, las fotocopias y la recogida del material para traerlo a Collado.

La distribución se hará entre todos los que puedan y quieran colaborar el próximo martes 16. La cita, a las 21 horas  en la estación.

-Firmas contra la subida de sueldos de la Alcaldesa y el primer Teniente de Alcalde:

Se han recogido unas 500 firmas, que se presentarán antes de miércoles en el Ayto. junto al escrito formal que corresponda, con copia a la Comunidad de Madrid. Se responsabilizan de esto Benito, Mariano y Joaquín.

Se valora lo positivo de informar y estar en contacto con el pueblo y desde la calle, por lo que se decide continuar con la recogida de firmas y elaborar un nuevo cuadrante, siempre que haya gente dispuesta a apuntarse a los turnos. Las nuevas firmas se aportarían más adelante, sumándolas a las entregadas.

Se recogen dos impresiones: por un lado la gente se interesa por lo que sucede en el pueblo, en la otra cara nos encontramos con vecinos “de toda la vida” que, aun expresando de forma verbal su acuerdo, no quieren firmar y significarse por temor a malos rollos y represalias.

Información de los acuerdos realizados entre Comunidad y Arzobispado para la celebración de la JMJ (católica).

Tras buscar y rebuscar el texto firmado por Esperanza Aguirre y Rouco-Varela el 22 de junio de 2010, ha sido imposible encontrarlo.

Se ha contactado a través de e.mail con Europa Laica y con Iglesias de base, sin que ellos tampoco puedan aportar el texto del acuerdo.

Conclusión: No se ha hecho público, o no hemos sabido localizarlo por no estar medianamente accesible.

RELACIONES CON EL AYUNTAMIENTO. PROBLEMAS DE LIBERTAD Y EJERCICIO DE DERECHOS.

-Varias personas, alguna de ellas dando detalles de hechos concretos, expresan su preocupación y malestar por cómo se están desarrollando las cosas en cuanto a trato, discriminación, trabas e impedimentos por parte del equipo de gobierno y de la policía local.

Aunque en la anterior asamblea ya se habló de no coger el camino, por el momento, de contemplar acciones legales, nuevamente se trata la cuestión de cómo encarrilar las cosas cuando se producen situaciones  de  vulneración de  derechos.

De cara a que fuera necesario constituir pruebas, se incide en la importancia de que, en caso de desencuentros con la policía, se pida siempre la identificación de los agentes o del agente que toma las decisiones y nos informen con exactitud de la ley u ordenanza que presuntamente estamos infringiendo. Hay que tomar nota también de la fecha, hora y lugar y procurar tener testigos.

Se reitera la necesidad de cambiar las actitudes antidemocráticas desde la legalidad, así como de contar con asesoramiento jurídico.

Se apunta que determinadas ordenanzas podrían resultar inconstitucionales.

– La alcaldesa ha “prevenido” al propietario de un bar del pueblo de un supuesto “boicot” que, con motivo de la estancia de  la JMJ, la Asamblea Popular de Collado  Mediano  tiene previsto realizar. Esta persona ha trasladado a miembros de la Asamblea su inquietud, contando que la Alcaldesa le mostró un escrito firmado por nosotros.

Comentamos que el único escrito firmado por la Asamblea es el que solicita información sobre los gastos directos e indirectos que la JMJ suponen para las vecinas y vecinos. Atendiendo al mismo, no vemos cómo ha llegado a interpretar la Alcaldesa, ni el comerciante, que tenemos previsto boicotear al comercio de nuestro pueblo.

Se propone acercarnos al bar y hablar con el dueño, pero existe la postura de no entrar en “correveydiles” y no hay consenso.

– Benito y Joaquín quedan encargados de redactar los escritos pendientes  para volver a solicitar el uso de espacios para nuestras reuniones, de cara al mal tiempo y la colocación de un tablón público donde poner información

PROPUESTAS

-Se vuelve a proponer un monográfico sobre el IBI, queda pendiente.

-Se propone que la jornada sobre el voto sea el primer fin de semana de septiembre, queda pendiente.

-Queda pendiente fecha para la propuesta de traer un “informador” sobre el tema privatización Canal de Isabel II.

 

 

 

 


Acerca de colladomedianotomalaplaza

Blog de la Asamblea Popular de Collado Mediano
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a 13.08.2011. ACTA ASAMBLEA POPULAR

  1. Un vecino de Collado Mediano dijo:

    Hola, vecinos de Collado Mediano.

    Creedme que os comprendo, yo también fui uno de los vuestros (perdonad que no use la @ para generalizar, pero en general nosotros no estamos de acuerdo con su uso, así que entended el texto en «unisex», como es mi intención) hace muchos años: abominaba de los papas, del Vaticano, del cristianismo, de los conservadores, los meapilas, los curas (cuervos), las monjas, y hasta de Dios. También tiré piedras a los «grises» y monté barricadas. Os comprendo perfectamente, vaya que sí os comprendo. Y también me arrepiento sinceramente, sin aspavientos: me arrepiento y punto. Sé que no pensé/obré correctamente, según mi criterio actual.

    Desde hace unos años pienso diferente. He sido padre, he tenido hipotecas, pasado los cuarenta, he trabajado en varias cosas y he visto el mundo laboral desde ambos lados de la barrera, como autónomo, como trabajador por cuenta ajena, como empresario, como parado, como funcionario… También, digamos por resumir, he vuelto a la Iglesia, la fe en la que trataron de educarme, con poco éxito, de niño. Y estoy encantado, os confieso; nunca he estado mejor aunque paradójicamente no esté (como tantos hoy en día) en el mejor momento de mi vida.

    Y ahora os contemplo a vosotros, los que os llamáis «indignados», y me veo a mí de más joven: inconformista, algo agresivo (yo, particularmente, espero que vosotros no) con aquello que consideraba mi enemigo, rebelde/revolucionario, anticapitalista, anticlerical, etc., etc., etc. Os entiendo. ¡Qué os voy a reprochar yo! Sin embargo, os reconozco que a veces me habéis indignado (Parece un trabalenguas, ¿verdad? «Sol está indignado, ¿quién lo desindignará? el desindignador que lo desindigne…»). Pero aún habiendo pasado por Sol cuando todavía campábais por allí o por la plaza de nuestro pueblo durante vuestras reuniones, no perturbé (ni sé de nadie que lo haya hecho) vuestra «fiesta», o como las llaméis, que no lo sé; me limité a pasar y observar, saqué mis conclusiones, lo hablé con otras personas de mi entorno y punto. Supongo que os parece un comportamiento correcto, respetuoso con vuestra libertad. A mí me lo parece, desde luego, y es como me gustaría que me tratasen a mí.

    Afortunadamente, en una democracia como la nuestra (aunque aún adolescente), todo el mundo tiene derecho a expresar sus ideas en el marco de la ley (común, generalizando) que precisamente vela por la libertad de todos a expresar sus opiniones y actuar sin dañar -en el sentido literal, físico, de la expresión, porque uno puede sentirse agredido por las opiniones de otro, aunque objetivamente no exista agresividad de ningún tipo- a nadie, e incluso montar un partido político que represente su particular visión de las cosas. En aquellos tiempos yo no entendía lo que significaba el concepto «democracia», algo tan sencillo como que, como en vuestras asambleas, es la mayoría la que decide, aunque no guste un pimiento a otros, a los frustrados minoritarios. Ya sé que no es fácil ganar a los grandes partidos en una batalla tan desigual, pero es un buen reto, y si no se logra ganar, hay que reconocer elegantemente, deportivamente, que uno no tiene suficienes adeptos a sus ideas, y seguir trabajando para intentar convencer. Así son las cosas hoy por hoy.

    En estos días vamos a recibir en Collado Mediano a cientos de peregrinos venidos desde miles de kilómetros a celebrar su fiesta; no es como la vuestra, pero es la suya y de muchos de aquí. Están ilusionados, felices, casi rozan el éxtasis porque se van a reunir con ése que tanto odiaba yo y algunos de vosotros también ahora, pero que ellos admiran como a ningún otro ser humano vivo. Para ellos es muy, muy importante; estén equivocados o no (eso es cuestión de opiniones), vienen a Madrid a disfrutar de un evento muy especial, el papa, el Sr. Ratzinger o como queráis llamarle, viene a Madrid a hablar a sus fieles, a compartir sus ideas, a tantas cosas… Es demasiado largo y profundo para explicarlo aquí y no quiero aburriros; sólo imaginad la experiencia más serenamente grata que hayáis experimentado nunca, la sensación de comunión con un grupo tan grande de personas… Pues algo parecido es lo que sienten los peregrinos que vienen a reunirse con el papa. Suena fenomenal ¿no?

    Ni lo penséis, no vienen para confrontar con vosotros en modo alguno, sino para celebrar su fiesta; de hecho les veréis con caras alegres, inundando las calles del pueblo y del resto de España, despistados, cansados, con caras de buenos chicos, seguramente deseando que os suméis a su regocijo. Estáis en vuestro derecho de rechazar la oferta; estáis en vuestro derecho, por supuesto, de manifestar vuestros puntos de vista si sois capaces de entenderos en sus idiomas, pero seguramente no entenderían veros enfadados, enrabietados, y menos hostiles con su fiesta, porque ellos sólo quieren, sinceramente, que la hagáis más grande sumándoos a ella, quieren ver sonrisas como las suyas cuando miren a su alrededor.

    Y cuando la fiesta termine, Collado Mediano y el resto de España volverá a la normalidad, cada cual seguirá o no conservando sus convicciones, y volveremos a encontrarnos por las calles los que pensamos de una forma y los que pensáis en la contraria, y nos seguiremos saludando amablemente, seguiremos charlando más o menos brevemente al cruzarnos por la calle, en el autobús («La Rea» para los amigos) o el tren, aunque sepamos de qué pie cojea cada uno y no nos guste un pimiento del que cojea el otro. Porque ante todo somos vecinos de un pequeño pueblo, nos conocemos todos unos a otros y estamos obligados a convivir en un espacio común, del Atleti o del Madrid, del Rayo o del Barça, de derechas o de izquierdas, cristianos, mahometanos, budistas o ateos. A veces hasta compartiendo el mismo portal.

    Sería lamentable hacer una excepción con motivo de la fiesta de los católicos, porque generaría innecesarias tensiones entre vecinos, cuando la celebración termine y las calles vuelvan a ser testigo de nuestros saludos mañaneros, de nuestras conversaciones sobre el tiempo, el fútbol o la crisis económica y el paro. Por eso os pido que, si no deseáis sumaros a la fiesta, al menos os alegréis de nuestra alegría; o si no os sale de dentro, haced como cuando termina el verano y estamos deseando que se vayan los que han venido a disfrutar de sus casas en las colonias del pequeño pueblo en que vivimos que nos fastidian el aparcamiento: comentadlo, protestad si queréis, pero no perturbéis sus vacaciones, sus caras de relajación y alegría. Sólo es una semana.

    En todo grupo humano suele haber personas menos conscientes, más irreflexivas, tratad de hacerles entrar en razón si se muestran especialmente molestos; por favor, sed amables con los peregrinos, sed buenos vecinos con los que queremos compartir la fiesta con ellos y ambos, vosotros y nosotros, podremos seguir celebrando las de cada uno, vosotros en la plaza del pueblo como acostumbráis o donde os reunáis, nosotros en nuestros lugares, aquí y en el futuro, en paz y libertad.

    Muchas gracias a todos, vecinos.

    • Miguel Amgel dijo:

      Parece mentira que despues de haber madurado, hayas llegado a tal nivel de alienacion, y que hayas involucionado de esa manera, lo siento por todos los que estan a tu lado y por todos a los que estas perjudicando, lo mismo que esos que vienen a ver al mafioso del Vaticano y que tanto nos va a costar economicamente y socialmente.

  2. Mercedes Pérez dijo:

    Lo siento, vecino, pero que cada uno que se pague sus fiestas. Lo siento, de verdad, porque soy una persona acogedora, pero no me gusta que me impongan a quién tengo que invitar a mi casa, a mi pueblo y a mi país. No tengo por qué aguantar a ningún extasiado por el Papa o por quien sea y menos de la manera en que se está haciendo. Simplemente no es justo, es un agravio comparativo constante. Si tanta ilusión tienen en celebrar su fiesta privada, que sea eso, privada. Que sean acogidos en casas particulares de personas que disfruten y compartan esa alegría; que paguen como todos los del pueblo la piscina municipal, nada de excepciones; que paguen como todos los madrileños el metro, que cumplan con la normativa vigente y que no molesten con su multitudinaria presencia. En la puerta de mi casa hay un montón de autobuses que, como hace calor, tienen encendidos los motores, ellos estarán fresquitos, pero los vecinos no podemos abrir la ventana de la peste a gasoil y del ruido de los motores ¿han pensado en el descanso de los vecinos que tenemos que trabajar?¿han pensado en nuestro derecho a no tener ruidos, ni olores que nos molesten ni de noche ni de día?
    Y hay más ¿Por qué se tiene que cerrar el polideportivo durante esta semana para ellos?
    Seguro que no pensarías lo mismo si fueran un grupo de musulmanes, o de budistas o de rockeros ¿a que no? Pero en una cosa estoy de acuerdo, ellos no tienen la culpa, personalmente no tengo nada contra esos jóvenes, si no contra la forma de hacer de las autoridades eclesiásticas y politicas que de nuevo se pasan por el forro lo que quieren cuando les interesa. Ni como líder religioso, ni como lìder político tenemos por qué aguantar a Ratzinger y a sus seguidores y menos aún que nos cueste «dinero» de la manera que sea. Es desde luego una inmoralidad, con los tiempos que corren hacer este alarde de despilfarro, y no lo digo yo, hay muchos católicos que están en contra del modo, las maneras , el momento y el sitio elegidos para hacer este guateque. Y encima, nos tenemos que tragar que uno de los acólitos del Papa nos insulte llamándonos paletos por no estar de acuerdo con este tinglado. No sólo es una falta de moral cristiana el insultar a quien sea en lugar de poner la otra mejilla, como bien enseñó Jesucristo, si no que encima es de una falta de educación básica que dice mucho y nada bueno de la persona que ha osado insultar a sus anfitriones. Verdaderamente, es indignante que en nombre de Jesucristo, se hagan estas cosas sin pestañear. Menos fiestas y más reflexión, eso es lo que hace falta.

  3. Carlos dijo:

    Muchas gracias! De verdad, se agradecen comentarios tan elaborados y reflexivos como el tuyo!
    Desde luego que, se mire por donde se mire, cada uno tiene su fiesta, como tú dices. Y nos parece perfecto!! Prácticamente, casi todo lo que no sea quedarse en casa viendo Sálvame es bueno. Y desde luego que entiendo que esta experiencia puede ser muy enriquecedora para ellos, a igual que la nuestra lo es para nosotrxs.
    Nuestras acciones no van encaminadas hacia una crítica anticlerical o hacia la Iglesia, no hemos manifestado odio a la alta jerarquía eclesiástica ni a la institución en sí, pues comprendemos que »es otra fiesta». De hecho, el 15-M es un movimiento tan heterogéneo que hay cabida para miles de opiniones, credos, confesiones y puntos de vista, por lo que personalmente pienso que ser cristiano católico no entra en conflicto directamente con el 15-M. Pero, ojo, es que protestar contra algo no significa manifestar odio, sino simplemente disconformidad. Como habrás visto, diversos grupos católicos, como Iglesia de Base o Redes Cristianas han mostrado su disconformidad con la JMJ.
    Nosotrxs hemos nacido como movimiento en un »tiempo y espacio» específicos, en una coyuntura de crisis socioeconómica provocada por ciertas estructuras macroeconómicas que nos han llevado a esta situación. Es tan grave esta situación en nuesto país, que nos indigna la cantidad de dinero y recursos públicos que se destinan a este evento. Tal suma de dinero, como venimos defendiendo, estaría mejor empleado e invertido en muchas otras cosas. Realmente, tal y como estamos ¿es conveniente que destinemos este dinero a un evento de estas magnitudes?
    Tampoco quiero que pienses que solo me refiero a una cuestión puramente materialista, pues reconozco simple y llanamente que me hubiese opuesto a este evento incluso en tiempos de bonanza económica. Oponerme en el sentido no de fastidiar la fiesta a algunos, sino en el sentido de no aceptar que un Estado aconfesional alberge una JMJ, o mejor dicho, una JMJC, (esto es, una jornada mundial de la juventud CATÓLICA). Tampoco considero oportuno que recibamos a un señor que venga, entre otras cosas, a criticar muchos de nuestros derechos sociales. No me siento agusto sabiendo que este señor casi ni considera personas a quienes no entran dentro de sus cánones de familia por no formar un »matrimonio» legítimo, o que este señor y toda la jerarquía de la institución de la cual es su cabeza no acepte a la mujer tal y como es, teniendo un punto de vista retrógrado al respecto. Podría continuar con más ejemplos.

    En fin, personalmente considero que está muy bien que cada cual lleve a cabo y organice o asista a los eventos que quiera, pero eso sí, que sean autofinanciados. Aunque la Iglesia católica pierda cada vez más adeptos, sigue teniendo una serie de privilegios que bien le permitirían autofinanciarse este evento. Es una cuestión de coherencia. Con todos. Pienso.

    Un saludo y gracias!

  4. Víctor Claudín dijo:

    Suscribo lo que dicen Miguel Ángel, Mercedes y Carlos. Debe ser porque mi madurez personal me ha mantenido en la lucidez, por eso albergo un espíritu rebelde, inconformista, cuando yo también he dejado demasiado lejos los cuarenta y también he pasado por muchos estados (civiles, sociales y laborales). Si a mis 17 años apostaté, en tiempos de Franco, alejándome de la Iglesia Católica, una de las instituciones que sustentaban por aquel entonces la maquinaria del dictador, lo que he ido comprendiendo del mundo me ha mantenido cada vez más lejos de ese poder que, con la excusa de su religiosidad, se alinea con las fuerzas políticas más ultraconservadoras, oligárquicas, reaccionarias, oscuras y tradicionalistas de nuestra sociedad occidental (sólo hace falta revisar la camaradería y la conjunción de mensajes entre el Episcopado Español y el PP durante los últimos años), contradiciendo, como señalan muchos cristianos, la palabra del Evangelio que tanto dice defender.
    Así que lamento que tu evolución personal haya seguido el mentiroso tópico de rebelde de joven, conservador de mayor. Yo también lo siento por ti, y sobre todo por los que te rodeen.
    Pero, ¿eres una persona real o esto no es sino un discurso elaborado por la propia Iglesia para que, adaptado, aparezca en las páginas “hostiles” a esta magna visita? Porque ciertas contradicciones de tu cuidado y estudiado texto, el desconocimiento de Collado Mediano, tu paternalista visión del 15M, tu bonachona manera de ver la sociedad, tu fariseísmo, tu llamamiento a la hipocresía para que pongamos buena cara a los peregrinos, y, para más inri, tu anonimato inmerso en un plural que se supone remite a esa Iglesia a las que has vuelto guiado por la luz celestial, después de haber sido un canalla y te pegaras con los grises, me hacen dudar de que seas uno de esos vecinos con los que me cruzo diariamente y con quienes en cualquier momento puedo conversar con total tranquilidad; me hacen dudar de que tu historia no sea una ficción que pide beatamente que seamos buenos y que no caigamos en las tentaciones de… ¿de qué, de la protesta, de la crítica, de la denuncia de lo injusto…?
    Porque nadie ha convocado, que yo sepa, a ir por la calle abofeteando peregrinos, ni siquiera boicoteando las misas donde se hacen discursos antisociales. Porque yo no soy un monstruo (de aquellos que tenían cuernos y rabo) que va a violentar la pacífica fiesta de unos jóvenes católicos. Y desde luego el 15 M está teniendo una correctísima actitud ante esta visita, hasta invitando a los peregrinos a acercarse a sus asambleas para tratar los temas que gusten. Esta visita celestial, este súper montaje político, incluso ha despertado la denuncia de bases cristinas, de movimientos verdaderamente religiosos pero, ellos sí, respetuosos, que saben que viven en un país aconfesional, que sufre como el que más de la dolorosísima crisis que azota al sistema capitalista, donde los mercados son los reyes del mambo.
    Lo que el 15 M está denunciando, lo que Toma la Plaza de Collado Mediano denuncia, lo que denuncia la manifestación de mañana convocada por decenas de organizaciones laicas, pero también cristinas, es la obscenidad de esta semana en tiempos de crisis, la participación del estado en su financiación, tratándose de una fe privada. Y sí, naturalmente que el estado financia, a todos sus niveles, por mucho que por todos los medios se intente hacer creer a la ciudadanía que no lo hace; Financia el estado central, la Comunidad de Madrid (ignoro si participan otras) y los municipios. Y se financia desde la pérdida para las arcas de todos, de impuestos que se van a desgravar por millones las empresas patrocinadoras, del IBEX sobre todo, a los costes de agua, electricidad, personal, cierre de instalaciones para los vecinos, etc., en los municipios como el nuestro.
    La Semana de la Juventud es como un jumanji obsceno para todos los ciudadanos de este país, especialmente para los que defendemos un estado laico, un estado que rompa los lazos vergonzantes establecidos en un Concordato que privilegia exageradamente una religión sobre las otras y sobre una sociedad que aspira (y aspiraría más si la dejasen, si no la educasen en la ignorancia, en la mentira, etc.) a convivir de una manera republicana, laica. La Iglesia desangra aún más la caja del Estado, en un momento en el que parece que la única manera de normalizar nuestras cuentas como país, tal y como nos exigen los poderes financieros, es recortar sueldos, abaratar despidos, invertir cada vez menos en gastos sociales, invertir cada vez menos en empresas públicas, impulsar a todo trapo las privatizaciones de lo poco que nos queda público, etc. Y eso es obsceno. Indignante.
    Si tú estás indignado con los indignados (es normal si estás frente a la dignidad que reclamamos en todos los órdenes de nuestra vida), yo ya estoy harto de que a los ateos se nos pida respeto, cuando siempre estamos dando buena prueba de nuestro respeto. Respeto absoluto a los que tienen creencias distintas a las mías, este no es un problema de creencias. Sin embargo, los que no nos tienen respeto a los que nada tenemos que ver con la Iglesia son los que, desde un Dios inventado, quieren manejar nuestras vidas, diciéndonos lo que tenemos que hacer, cómo comportarnos, lo que está bien y lo que está mal. Y eso aún en contra de las leyes dictadas por los hombres. Soy ciudadano de segunda, también en mi pueblo, donde no se me deja ejercer como vecino, como ciudadano libre, donde nuestro peligrosísimo movimiento, que por cierto se comporta con absoluta pulcritud, está siendo acosado por la policía por órdenes del gobierno municipal, que no nos responde, que nos agrede con medidas antisociales, con un urbanismo depredador.
    Nadie desindignará Sol, ni nuestras asambleas enteramente cívicas, respetuosas, abiertas, pacíficas y democráticas, hasta que la dignidad se imponga en la vida política de nuestro pueblo, cuando el gobierno municipal abandone sus actitudes caciquiles, abandonando sus habituales medidas contra los intereses de los vecinos, cuando la participación vecinal sea aceptada de manera natural y no como un peligro a sus intereses personales y de casta; cuando se consiga a nivel nacional e internacional reconducir el rumbo catastrófico por el que nos conducen despiadadamente las elites financieras que mandan en el actual sistema de mercados.
    Me encantaría estar recibiendo con los brazos abiertos y mi mejor sonrisa a los jóvenes católicos que han llegado en un gran número a mi pueblo. No tengo nada en contra de ellos, salvo la convicción de que son jóvenes que viven en un mundo inventado a la medida de los que les manejan. De verdad, me encantaría. Pero no es así porque las condiciones sociales, políticas y económicas que se viven en España, el abuso que se hace de este monumental encuentro político de la juventud católica, así como la manipulación ideológica que conlleva, está siendo un enorme motivo añadido a la indignación y la rabia que siento por cómo funciona y está establecido el actual sistema mundial, y concretamente mi país.
    Y perdona, tú nunca fuiste uno de los nuestros. Los “nuestros” han nacido el 15 de mayo de hace tres meses. Los tuyos al parecer fueron una panda de cabezas locas, y alguno se arrepintió rápidamente por el exceso. Lo de hoy es un movimiento que cruza trasversalmente toda la sociedad, que nació al empuje de la juventud, pero que es enteramente ciudadana, crítica, madura, a ver si os enteráis.

  5. Un vecino de Collado Mediano dijo:

    Vecinos, no he entrado aquí a debatir ideas, a dar o leer opiniones, a convencer a nadie ni a que nadie me convenza, a que se me den lecciones o se me insulte, a dar lecciones o a insultar (que no lo he hecho), sería un debate estéril. En el anterior mensaje quería que supiérais que os comprendo, pero sobre todo pediros que cada uno, independientemente de lo que pensemos, mal o bien, respetemos el derecho a los demás a hacer su fiesta, por el bien de la convivencia en Collado Mediano, igual que ayer lunes todo discurrió en la más absoluta normalidad. Pensemos lo que pensemos cada uno y más en este caso en que obviamente no estamos de acuerdo en casi nada, apelo a vuestra mejor disposición para que podamos seguir viviendo como buenos vecinos en Collado Mediano cuando termine nuestra fiesta, como los demás somos testigos de vuestras reuniones en la plaza del pueblo, tranquilamente y en paz.

    Muchas gracias, vecinos

  6. Chus dijo:

    Al vecino de Collado Mediano:
    Me resulta bastante incómodo contestar a quien no da su nombre, supongo que tus razones tendrás para no querer ir “a pecho descubierto”, como hacemos nosotros al publicar abiertamente nuestras actas, nuestras inquietudes y nuestras convocatorias.
    ´No sé qué te puede dar tanto miedito, de verdad que no puedo entenderlo. Te invito a que vuelvas a leer, y esta vez lo hagas bien, lo que quiera que sea que hayas leído y te ha llevado, primero a contarnos tu vida y milagros, y después a casi suplicar que “haya Paz”.
    ¿Pero de dónde te has sacado, como parece que también imaginó la Alcaldesa en su día, que nosotros vamos a provocar ningún tipo de situación de enfrentamiento!. ¡Por tu dios, vecino, no te armes tanto lío, que al final vas a resultar ser tú quien incite al mal rollito!.
    De verdad, dale otro repasito a la razón de tu desazón y desdesazonaté ( podría hacer también un trabalenguas, pero me resulta ya cansina tanta tontería) , quita esa angustia de tu horizonte, buen hombre, que somos gente mucho más sensata, tranquila y coherente de lo que puedas llegar a conocer en el ámbito en que, según parece, te mueves.
    Estate tranquilo, de verdad verdadera.

  7. Víctor Claudín dijo:

    Vecino:
    No entiendo muy bien a qué has venido según lo que ahora señalas, pero has sido bien recibido, ahora bien, discutiéndote con mayor o menor vehemencia a partir de nuestros planteamientos e ideas. Si no quieres debate, no entres, si quieres entrar lanzar tu soflama y salir corriendo, no vale. Lo que te pido es que no sigas con tu aire suficiente y paternalista diciendo que nos comprendes, porque desde luego no lo demuestras.
    Y no nos comprendes porque no tienes que pedirnos que respetemos el derecho a los demás a hacer su fiesta. ¿Pero quién te has creído que somos? ¿Salvajes, elementos antisociales como nos considera el Ayuntamiento? Pero ¿no nos has visto hablar civilizadamente en nuestras asambleas? No te quepa la menor duda de que nosotros somos rigurosamente respetuosos para con todos los demás, piensen lo que piensen, porque entre otras razones entre nosotros pensamos de muy diferente manera. Y eso aún cuando a nosotros no se nos respete, se violen nuestros derechos, se criminalice nuestro comportamiento, etc.
    Precisamente lo que nosotros nos planteamos es lograr que la convivencia en Collado Mediano sea pacífica, verdaderamente democrática, participativa, alegre, feliz, pero en esa búsqueda que debiera ser común, tenemos todo nuestro derecho a expresar nuestras ideas. ¡Faltaría más! Pero no tienes que estar tan asustado, no estamos ni remotamente en una línea violenta, todo lo contrario: ¡¡¡SOMOS PACÍFICOS CIUDADANOS QUE SÓLO BUSCAN EJERCER SUS DERECHOS!!!
    Vete a dormir tranquilo a tu casa porque no pensamos enfrentarnos físicamente con nadie, toda la semana discurrirá con absoluta normalidad, al menos en lo que a nosotros concierne. ¿Acaso alguien ha expresado lo contrario, te has leído el acta que comentas? Sólo ten en cuenta, vecino anónimo, que la injusticia, la indignidad y el caciquismo nos encontrarán enfrente, y las combatiremos siempre de manera pacífica.

  8. Mercedes Pérez dijo:

    Es curioso cómo, Vecino, se puede dejar caer en nombre de la buena convivencia y con aparentes buenas palabras, una información tan manipulada. Cualquiera que lea tus comentarios y que no esté plenamente informado, diría que temes por la integridad de los seguidores de Ratzinger que se alojan en nuestro pueblo… sutilmente dejas entrever en tu discurso que existe un peligro y que ese peligro nace de nuestra existencia como movimiento vecinal que se reúne en las plazas de nuestro pueblo pacíficamente para tratar de temas que a todos/as los vecinos/as de Collado nos concierne.
    Creo que ha quedado demostrado hasta la saciedad que somos personas pacíficas, dialogantes, no sectarias. Somos hombres y mujeres de todas las edades, creencias y tendencias, sin hacer ningún tipo de discriminación. Somos un movimiento aglutinante y pacífico que reivindica que las cosas funcionen mejor para todos y no para unos cuantos y para eso nos reunimos en la Plaza, para que la democracia sea más real y participativa y que de una vez tengamos voz y voto en nuestros destinos y que nuestra respuesta sea activa y no el quedarnos impasibles mientras gente corrupta y sin escrúpulos, decide vendernos al mejor postor.
    Aunque nos han apaleado por defender estas ideas, hemos seguido teniendo una respuesta pacífica. Aunque nos han difamado, insultado, acosado, seguimos manteniendo la calma. Así que no te preocupes tanto por lo que os pueda pasar, que en todo caso, la preocupación debería ser nuestra y mira tú, a pesar de tener motivos sobrados para estar alerta, aún confiamos en el buen criterio de las personas que por los motivos que sean, no nos ven con buenos ojos al reivindicar cosas que el mismo Jesucristo y te lo digo porque soy cristiana y sé de lo que hablo, defendería el primero de todos sin la menor duda.
    Estate tranquilo, Vecino, tengo cinco hijos y sobre todo, tengo corazón y jamás consentiría que nadie agrediera a nadie por sus ideas o por sus creencias y menos si son jóvenes, eso es lo que tiene ser madre. Pero es más, no consentiría que nadie agrediera a nadie por nada y esta actitud la puedo extrapolar a cualquiera de las personas que nos reunimos en la Plaza de Collado Mediano. Quizá no nos conoces lo suficiente. Te invito a que ,en vez de aguantarnos estoicamente, y pasar de largo, te sientes a nuestro lado, para escuchar y opinar. Lo mismo te llevas una sorpresa que hasta te hace reflexionar sobre lo que somos y representamos.
    Y sobre todo, estate tranquilo porque tus vecinos con nombre y apellido, nada tienen que ocultar. Nosotros, somos gente majísima, solidaria, gente de bien, pero que está hartita de que le tomen el pelo. Eso se acabó.

  9. Un vecino de Collado Mediano dijo:

    Gracias a todos, apenas hemos tenido tres incidentes menores y aislados siquiera dignos de mención durante la estancia en Collado Mediano de los peregrinos italianos e irlandeses de la JMJ.

    Un saludo

Los comentarios están cerrados.